por

Respondiendo a Nico Favresse.

Hace ya años que Carlos García y yo hicimos la tercera o cuarta repetición de la vía Royal Flush al Fitz Roy. Influenciados por un Kurt Albert al que le importaba que sobre todo las vías se pudieran repetir después de una primera ascensión. Y ello, si implicaba poner algunos seguros de expansión en medio de largos con fisura quedaba justificado antes que esas vías de artificial que quedan con cordinos, coppers o lo que sea, siempre como un rastro de basura de la primera ascensión. Lo curioso, es que muchas de esas vías pueden ser más difíciles de repetir que la primera ascensión, pues se supone que no se puede ir con el estilo de una nueva ascensión. Como resultado, se trata de ir más ligero limpiando a la vez que asciendes o teniéndote que fiar del material ya puesto. En muchas ocasiones el material puesto no ayuda.

Se habla siempre sin conocer mucho, y por uso de la envidia, se acaba criticando vías como las de Kurt Albert porque tienen algún que otro parabolt por ahí suelto. La realidad es que no hay más que hacer la vía para darte cuenta de su limpieza y exigencia. En mi opinión no le sobra ningún parabolt, y es la única forma en que las vías se puedan repetir sin añadir más basura.

En el caso de la vía Ferrari un poco más a la derecha, es cierto que están ahí las escaleras metálicas de cientos de metros dando el cante hasta lo grotesco. Hay cosas que se salen de lo normal, quiero decir, un recuerdo histórico o lo que sea. En el caso del compresor de Maestri colgado a mil metros del suelo en una reunión, entiendo que pueda pertenecer a una parte histórica de la montaña que nos puede venir bien para recordar todo lo ocurrido. Tampoco molesta tanto. En el caso de la basura dejada en el famoso collado sur parece que tampoco haya duda, y se organizan verdaderas expediciones de limpieza a la zona concreta.

Conocí a Nico y sus compinches en Baffin. Es espectacular el cuidado con el que se mueven por la montaña, en un estilo absolutamente respetuoso con el medio ambiente más allá de la escalada. Es normal que su propuesta venga a decir algo tan lógico y simple como que no estaría mal limpiar un poco aquello. Ahora bien, ¡a ver quien es el guapo que lo limpia!.  El paredón este del Fitz Roy es uno de mis mejores recuerdos de escalada en una pared inmensa y especialmente vertical, una especie de Capitán con las condiciones de Patagonia.

Como Kurt Albert dijo, “es la montaña perfecta para un escalador”, seguro que el Fitz Roy se merece escuchar las palabras de Nico.

Fisuras perfectas yosemiteras a trescientos metros.

Se puede ver el parabolt a la izquierda de la foto. Cuando estás pillado todo se agradece...

Vivac a pelo en medio de la pared la única repisa en 1300 metros de pared vertical.

El Fitz Roy entre nubes. Desde algunos puntos se puede observar una pirámide perfecta y no se puede subir andando por ningún sitio.

El Fitz al amanecer.

 

BERGHAUS BOREAL TOP 30 PETZL

También en:

Facebook Carlos Suarez Twitter Carlos Suarez

www.carlossuarez.es